Banner

Las manos: conectoras e informadoras

Correo electrónico Imprimir PDF
(6 votos)

Imagen de una manoNuestras manos son un logro evolutivo esencial para nuestro desarrollo como especie y como individuos. Se caracterizan por ser prensiles y muy versátiles. Son el principal órgano para la manipulación física del medio. Las puntas de los dedos contienen algunas de las zonas con más terminaciones nerviosas del cuerpo humano. Son la principal fuente de información táctil sobre el entorno. Por eso el sentido del tacto se asocia inmediatamente con las manos. Como en los otros órganos pares (ojos, oídos, piernas), cada mano, está controlada por el hemisferio del lado contrario del cuerpo. Siempre hay una dominante sobre la otra, la cual se encargará de actividades como la escritura manual, el golpeo o el lanzamiento de objetos.

Anatomía de la mano

La mano humana está formada por una palma central (metacarpo) de la que surgen cinco dedos. Está unida al antebrazo por una unión llamada muñeca (carpo). Además, la mano está compuesta de varios, músculos y ligamentos diferentes que permiten una gran cantidad de movimientos y destreza.

Los cinco dedos de fuera a dentro, con la palma hacia arriba, son:

  1. Pulgar, también conocido como "dedo gordo".

  2. Índice.

  3. Corazón, también conocido como "dedo medio", "mayor" o "cordial".

  4. Anular.

  5. Meñique, también conocido como "dedo pequeño".

El pulgar: nuestro rasgo diferenciador

El primer dedo es el dedo pulgar (conectado al trapecio). Se halla en el lado interno de la mano, paralelo al brazo. El pulgar puede rotar fácilmente 90º, perpendicularmente a la palma, no como el resto de dedos que solamente pueden rotar cerca de 45º. El dedo pulgar oponible es un rasgo diferenciador del resto de los animales. Se considera que la mano es tal si tiene el dedo pulgar con esta facultad, es decir, que puede oponerse al resto de los dedos en una acción muscular conocida como oposición.

Los otros cuatro dedos de la mano se localizan en el borde exterior de la palma. Estos cuatro dedos pueden ser plegados hacia la palma, esto permite sostener objetos y además agarrar otros más pequeños.

La muñeca

La muñeca une la palma, el dorso y los dedos con el antebrazo. Tiene ocho huesos (los huesos carpianos), dispuestos en dos grupos de cuatro. Estos huesos encajan en una pequeña cavidad formada por los huesos del antebrazo el radio y el cúbito, si bien este último no se articula verdaderamente con ninguno de los huesos de la muñeca. Bajo la cara inferior del cúbito se encuentra el ligamento triangular de la muñeca, que sí se articula con los huesos. Los movimientos de la mano son, básicamente, los que puede hacer con la muñeca