Banner

Trabajar con calzado seguro

Correo electrónico Imprimir PDF
(1 voto)

Seguro que te interesa

Ir descalzo, o no llevar un calzado adecuado en algunos oficios, es lo mismo. Los riesgos, evidentemente, varían según la ocupación que tengamos. Trabajar en una fundición o en una obra de construcción no es igual que trabajar en la oficina de un banco. No obstante, las normas de seguridad en el trabajo cada vez más rigurosas exigen que los empresarios y los trabajadores tengan más información sobre los riesgos laborales, y actúen en consecuencia. Vamos a mostrarte los riesgos y tipos de calzado técnico laboral para trabajar. Verás que siempre depende del lugar y la tarea que realices. Tenlo muy en cuenta, tus pies y tu cuerpo te lo agradecerán.

 

Señal de Uso obligatorio de calzado de seguridad

Riesgos a los que nos exponemos

Podemos distinguir entre varias tipologías de calzado técnico laboral, en función de los diferentes riesgos que podemos encontrar en nuestro trabajo. De este modo, en el lugar de trabajo tus pies, y por extensión todo tu cuerpo, pueden hallarse expuestos a riesgos que podrían agruparse en tres tipos:

  • Lesiones en los pies producidas por acciones externas.

    • Riesgos térmicos (p.e. calor, salpicaduras de metal fundido, llamas…).

    • Riesgos químicos (p.e. polvos, líquidos corrosivos, productos tóxicos o irritantes…).

    • Riesgos mecánicos (p.e. choque, aplastamiento, perforación, pinchazos…).

  • Persona resbalandoseRiesgos para las personas por una acción sobre el pie.

    • Riesgos de caída por resbalamiento.

    • Riesgos derivados de radiaciones o contaminación (p.e. rayos UV, productos radioactivos…).

  • Riesgos para la salud o molestias vinculados al uso del calzado.

    • Riesgos por incomodidad y de molestias en el trabajo vinculados al uso del calzado durante el trabajo (p.e. mala adaptación al pie, penetración de humedad, transpiración…).

    • Riesgos biológicos (p.e. alergias, irritaciones, desarrollo de gérmenes patógenos…).

  • Otros riesgos relacionados con la salud (p.e. esguinces, luxaciones…).

  • Estos riesgos pueden requerir cuatro protecciones posibles:

    Fotografía de un casco de obra
    • Protección física.

    • Protección eléctrica.

    • Protección química.

    • Protección térmica.