Banner

Cómo podemos cuantificar el placer de la conducción

Correo electrónico Imprimir PDF
(0 votos)

 

El gran reto actual de los fabricantes de automóviles es la reducción de los consumos y las emisiones. Sin embargo, también se está trabajando en mejorar las sensaciones subjetivas que un vehículo produce al conductor.

 

Interior de un automóvil

El olor de un habitáculo, el tacto de los mandos y las superficies, la forma como trabaja la calefacción o la postura al volante son factores que pueden resultar decisivos para conseguir que una persona se sienta a gusto dentro de un automóvil.

Los diferentes olores que poseen los vehículos, “cada marca tiene el suyo”, se debe al tipo de materiales empleados. Hoy en día esto no se deja al azar y todas las marcas disponen de un departamento especializado en investigar el olor de los plásticos nuevos y velar porque sus modelos resulten agradables desde el punto de vista olfativo, sobre todo bajo condiciones de mucho calor.

Por otro lado, la impresión que se tiene al tocar los mandos y las superficies tiene mucho peso a la hora de decidirse a comprar un vehículo. Así, una tapicería atractiva y agradable puede tener tanto atractivo como la potencia del motor.